En enero del 2011  el director del HOTEL MELIÀ DE MAR, de Palma de Mallorca, contactó conmigo para diseñar la carta de coctelería del Lounge Bar. Después de algunos encuentros en Palma y Barcelona, a fin de conocer exactamente sus necesidades, les hice llegar una propuesta de coctelería que combinaba diversos cócteles clásicos y cócteles tropicales, con una serie de innovaciones en cuanto a producto y texturas.  También teníamos que asumir la labor de casting y formación de personal.

El Hotel estaba abierto durante 9 meses al año y su público provenía de todo el mundo. Aunque fuera un hotel situado en la playa, también debía tener una oferta para primavera y otoño. Tuvimos que hacer una extensa carta con 25 propuestas de coctelería y 12 de combinados, dado el auge que entonces tenía el Gin&Tonic y el Vodka&Tonic.

Dividimos la carta en ‘pre diner’ (una serie de aperitivos de pequeño formato y texturas sorprendentes) y ‘post diner’ (cócteles de formato standard, tanto clásicos como contemporáneos, aparte de combinados Premium). Una parte de esta carta también estaba diseñada para poderla ofrecer en el bar de la piscina, situado delante del mar. Esto nos condicionó un poco nuestra elección, al tener que incluir algunos cócteles tropicales, más adecuados a un lounge club con piscina que a la coctelería de un hotel. De ahí la extensión de la carta.

Tras algunas entrevistas, logramos encontrar al bartender ideal, que lleva más de 5 años trabajando en el hotel y que, con el tiempo, ha conseguido imprimir su sello personal en la barra.

Fue mi primer proyecto como asesor integral de bar y coctelería, y del cual me siento muy orgulloso.